“Vidal-Quadras ve escandaloso que la UE no exija a Irán mejoras en los DDHH”

avq efeEl exvicepresidente del Parlamento Europeo Alejo Vidal-Quadras ha calificado hoy de “escandaloso” que la UE hable con Irán de relaciones económicas y comerciales y de cómo combatir al Estado Islámico, pero no de los derechos humanos en el país, donde se mantienen, ha dicho, “la tortura y las ejecuciones”.

En una entrevista con Efe, Vidal-Quadras, que fue europarlamentario entre 1999 y 2014, ha lamentado que Europa haya aceptado sin crítica la visión “seráfica” que consiste en pensar que, por el hecho de haber alcanzado un acuerdo en materia de control nuclear, el régimen de Teherán se ha vuelto tratable y ha mejorado su estándar en derechos humanos.

 En julio de 2015 las potencias occidentales, Rusia y China alcanzaron un acuerdo con Irán para que este país limitaba su programa nuclear, del que muchos países sospechaban que iba encaminado a un uso militar.

Casi un año después de ese acuerdo y tres después de la elección de Hasán Rohani como presidente del país, Vidal-Quadras no percibe cambios en el régimen ni mejoras en el modo de vida de los iraníes.

“Hay un malestar social profundo, la economía está controlada, hay retrasos en los salarios, una inflación del 180 por cien…”, resume el político para describir las “condiciones precarias” en las que viven los iraníes, agravadas por la “brutalidad del régimen”, que cuenta con 7.000 policías secretos encargados de vigilar a sus conciudadanos.

Vidal-Quadras tampoco entiende que Europa no rectifique su política respecto a la oposición iraní, representada en el exilio por el Consejo Nacional de la Resistencia, afincado en Francia y liderado por Maryam Radjavi.

En el pasado, Europa incluyó al CNRI en la lista de organizaciones terroristas con el fin de “apaciguar” al régimen, pero tras el acuerdo del año pasado con Teherán el exeurodiputado ya no ve motivos para no darle apoyo.

“Es un error estratégico”, opina Vidal-Quadras, que en la actualidad preside “In Search of Justice (ISJ)”, una entidad internacional sin ánimo de lucro, con sede en Bruselas, que promueve la defensa de los derechos humanos y la democracia y que cuenta con el respaldo de parlamentarios de todo el mundo.

En los últimos meses el ISJ ha elaborado sendos informes sobre la situación interna en Irán y acerca de la expansión del Estado Islámico y cómo afrontarlo.

El exvicepresidente del Parlamento Europeo se ha referido a las conexiones entre el caso de Irán y el conflicto sirio, ya que en ambos se lleva a cabo un “juego complejo en el que el Estado Islámico es usado indirectamente” para respaldar al régimen de Teherán y al del presidente sirio Bachar al Asad.

“Si los gobiernos occidentales creen que pueden usar a Irán en su lucha contra el EI, es una visión ingenua”, ha afirmado Vidal-Quadras, porque a Teherán no le interesa del todo la desaparición del EI.

Propone una política en la que, en paralelo al derrocamiento de Asad, se refuerce a la oposición moderada siria y se logre la retirada de las fuerzas iraníes presentes en Siria, lo que permitiría la instauración de un gobierno amigo de Occidente.

En su crítica a la actual política exterior europea, Vidal-Quadras cree evidente que no existe una estrategia comunitaria, sino que cada país tiene su propia línea.

Y denuncia que, durante una estancia de tres días en Irán, en abril pasado, la Alta Representante para la Política Exterior y de Seguridad de la UE, Federica Mogherini, estuvo acompañada de siete comisarios, y en esas jornadas se registraron diez ejecuciones.

“De eso no se dice nada. Y si se ha hecho algo discretamente, desde luego no ha tenido efecto”, lamenta Vidal-Quadras.